Publicaciones

Las PYMES podrán ser multadas con hasta 10000 euros si no digitalizan las facturas

Con la aprobación de la Ley de creación y crecimiento de empresa, y desde el momento en que esta sea publicada en el BOE, las Pymes tienen un plazo de 24 meses para digitalizar sus facturas. Si esta medida no se lleva a cabo, las pequeñas y medianas empresas podrán recibir multas de hasta 10.000 euros.

Según declaraciones tomadas por el diario ABC Economía, desde el Gobierno apuntan que »se extiende la obligación de expedir y remitir factura electrónica en todas las relaciones comerciales entre empresas y autónomos, lo que garantizará una mayor trazabilidad y control de pagos».

Además de reducir los costes de transacción y suponer un avance en la digitalización, esta medida también ayudará a reducir la morosidad comercial gracias a que se obtendrá información más fiable, sistemática y ágil de los plazos efectivos de pago.

La norma, que pretende incentivar a la creación de empresas con la posibilidad de crear una Sociedad de Responsabilidad Limitada con un euro, también contiene elementos para combatir la morosidad y el fraude, como la implantación de esta nueva sanción por no contar con facturas digitales.

Subvenciones europeas

Además, gracias a los fondos europeos Next Generation y como parte del plan de apoyo en la Agenda Digital 2025 y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, se han propuesto planes de subvenciones de hasta 3.000 millones de euros con el objetivo de que las empresas puedan afrontar el coste a implantación para hacer efectiva dicha medida.

El Gobierno considera oportuno conceder un mayor período de tiempo para adaptarse al nuevo sistema de facturación digital a aquellas empresas más pequeñas. Por este motivo las PYMES cuentan con dos años para la adaptación, antes de que su uso sea obligatorio.

Desde el sector se valora positivamente la decisión tomada por parte del gobierno en cuanto al plazo de adaptabilidad, según la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) »la factura electrónica va a ayudar en la trasparencia y productividad de las compañías, aunque es necesaria una inversión inicial y sobre todo un cambio de cultura para aplicarla».

Desde OBN&, les recordamos que, si tienen alguna duda o necesitan más información, pueden ponerse en contacto con nuestro equipo de expertos.